Grupos electrógenos para CPD modulares con calificación Tier III Facility

grupo electrógeno para data center

Los centros de procesamiento de datos son esenciales para garantizar el almacenaje, la seguridad y la disponibilidad constante de los datos de muchas empresas y sectores. Por este motivo, los CPD o data centers cuentan con grupos electrógenos que aseguren el suministro de energía.

Los CPD modulares se utilizan cada vez más para ampliar la capacidad del centro de datos principal, o incluso se combinan varios CPD modulares en un único sistema, ya que pueden construirse con más rapidez, son más eficientes en términos energéticos, y son transportables a cualquier lugar.

El concepto de mantenibilidad simultánea

Las características de este tipo de instalaciones vendrán determinadas por diversos factores. El Uptime Institute proporciona unas indicaciones respecto al principio básico de un Tier III que todos los CPD deberían cumplir por seguridad.

Ha desarrollado una clasificación de la infraestructura de un CPD para alcanzar un determinado nivel de operatividad, donde se especifican para cada nivel las funcionalidades con las que debe contar esta infraestructura.

Dentro de estas especificaciones destaca la característica funcional de la certificación TIER III: Que la instalación disponga de «mantenibilidad simultánea o concurrente». Esta mantenibilidad simultánea significa que cualquier elemento crítico de la instalación debe poder ser mantenible sin que se vea afectado el funcionamiento de los equipos IT del CPD.

Además, el concepto de mantenibilidad para cada equipo concreto en la certificación TIER está siempre llevado al caso más extremo: que sea necesario sustituir físicamente dicho equipo por uno nuevo.

¿Cómo lo resolvemos?

Para este tipo de instalaciones, en Electra Molins recomendamos los cuadros de control automáticos tipo SCR5. Este tipo de cuadro permite controlar los propios grupos y el sistema de sincronización para funcionamiento en paralelo de los grupos (sin cuadro externo de sincronismo).

Además, cuentan con la ventaja de ser fácilmente sustituibles, ya que la interconexión entre los grupos se realiza mediante un único cable de comunicación. Respecto a la seguridad del sistema, si un grupo tiene un problema se retira del sistema del paralelo, pero el resto de grupos continúan funcionando, pudiendo reincorporarse de nuevo, automáticamente, una vez solventado el problema.

El sistema se completa con el módulo de control de conmutación tipo CON-5012, que permite las conmutaciones Red-Grupo y Grupo-Red sin paso por cero. Con esta combinación se consigue un sistema altamente fiable y con elevadas prestaciones en los sistemas de grupos en paralelo y conmutación sin corte bidireccional, habilitando las pruebas en condiciones reales de funcionamiento, sin generar inconvenientes en el normal funcionamiento de la instalación.

Para ampliar el criterio del N+1, recomendamos incorporar un doble interruptor de salida, para facilitar la posibilidad de que todos los grupos instalados puedan alimentar tanto la rama A como la rama B de un CPD Tier lll, sin necesidad de un embarrado común.

También es importante el suministro de combustible, en el que proponemos la duplicidad de depósitos nodriza, con electroválvulas y control de presión, así como duplicar el número de bombas necesarias, e incorporamos la posibilidad del by-pass entre los depósitos existentes, lo que en conjunto da una respuesta óptima en instalaciones de este tipo.

La flexibilidad de este sistema quedó patente durante la certificación de las instalaciones de uno de nuestros clientes como TIER lll Facility según el Uptime Institute. Durante la puesta en marcha de los equipos se solicitó realizar una prueba de fallo no contemplado en el protocolo, que implicó una reprogramación de la lógica de funcionamiento, la cual pudimos resolver e implementar en menos de 24 horas, recibiendo la felicitación por parte de los inspectores por la rápida y eficaz respuesta.


Fuentes: T-Systems, Electra Molins.